Flan de tomates, un postre innovador

Flan de tomates, un postre innovador

El flan de tomates es uno de los postres más innovadores que se puede encontrar en la cocina de varios países del mundo. Los restaurantes lo ofrecen como un toque distintivo de ellos, aunque es muy simple de realizar para hacerlo en el propio hogar. Hay que remarcar que es una de las recetas más sencillas que hay en cuanto a las comidas. Los ingredientes necesarios son 8 o 10 tomates según el tamaño, cinco huevos más una yema, 20 cl de leche desnatada, 150 gramos de queso rallado, 100 gramos de mozzarella y una cucharada de albahaca fresca.

Lo primero que se tiene que hacer en el proceso de elaboración es despepitar y pelar los tomates tras haberlos escalfado durante un minuto. Cortarlos en trozos pequeños y ponerlos a escurrir una buena media hora para que pierdan el líquido.

Flan

Fundir el queso rallado en la leche a fuego muy suave removiendo constantemente con una cuchara de madera. Aceitar una fuente honda de cerámica. Repartir uniformemente los trozos de tomate. Batir enérgicamente los huevos y la yema, la crema de queso y la albahaca. Salar y añadir pimienta a gusto. Verter en la fuente sobre los trozos de tomate.

Después, una vez que se realizó todo lo que se explicó anteriormente se tiene que llevar al horno a una temperatura aproximada de 130 grados centígrados, y cocer al baño María durante un lapso de 40 minutos.

Antes de servirlo sobre la mesa para que todos los invitados puedan deleitarse con el sabor del flan de tomates, hay que colocar por encima los trozos de mozzarella cortados en finas lonchas. Por último, lo que se tiene que efectuar es ponerlo bajo el gratinador del horno unos minutos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario