Las ventajas de ir a un asador de pollos

Las ventajas de ir a un asador de pollos

Los asadores de pollos son ideales para ir a comer en familia, con los amigos o simplemente para tener una velada romántica. Son varias las ventajas que vamos a tener si acudimos a este tipo de establecimiento, y algunas de ellas se las vamos a explicar aquí.

En primer lugar, nos evitamos esta humo tan molesto que surge al asar un pollo. Muchas personas prefieren acudir a un asador de pollos por esta razón, ya que no toleran malos olores en casa. La verdad es que tuve una experiencia de asado en casa y fué desastrosa. El vecino pensó que tenía un incendio e intentó llamar a los bomberos, hasta que salió mi marido a explicarle que simplemente estábamos intentando asar un pollo.

En segundo lugar en los establecimientos establecidos para el consumo de este animal seguramente que lo asarán a la leña. Desde luego con este tipo de asado el pollo gana en sabor y queda mucho más crujiente. Aunque hay lugares donde no usan una máquina de leña, son muy pocos y el sabor queda igualmente rico (aunque como ya hemos dicho no hay nada mejor que la leña para el asado).

Y en tercer y último lugar un asador de pollos es un lugar social por excelencia. Es un sitio donde se reúne gente para tener compañía y charla mientras se come, ya que el hombre, aunque sea una frase repetida muchas veces, es un animal social. Además nos podremos encontrar con algún conocido e incluirlo en nuestro grupo para una conversación más amena.

Sin Comentarios

Deja tu comentario